Marketing digital: cómo estar a la vanguardia

Todos hablan de Digital Marketing, ¿pero sabemos realmente lo que significa?

El marketing digital consiste en aplicar estrategias de comercialización especialmente diseñadas en función de los medios digitales. No se trata, por ende, en imitar las técnicas conocidas del mundo off-line, ya que el ámbito digital ofrece muchísimas herramientas que deben ser tenidas en cuenta para potenciar el mensaje que queremos transmitir. Por este motivo, y para aprovechar al máximo las posibilidades que ofrece y estar a la vanguardia, es preciso tener en cuenta cuáles son los últimos adelantos tecnológicos y cómo es el consumo digital.

En síntesis, para impactar a la audiencia con una propuesta novedosa, la estrategia de marketing  digital debe considerar los siguientes aspectos:

Videos nativos: Está creciendo la cantidad de minutos que las personas dedican a mirar videos online. De hecho, los adultos en los Estados Unidos ya están unas 5.5 horas diarias frente a las pantallas para mirar todo tipo de contenido, incluyendo el video online, según eMarketer. Al respecto, un estudio de ComScore asegura que los videos nativos se presentan como el formato de mayor crecimiento en publicidad móvil. Para que estas piezas sean más efectivas deben ser cortas y visualmente impactantes ya que muchos usuarios tienen desactivado el audio.

Datos concretos: Ya no hay excusas para no analizar los datos precisos de consumo, ya que las plataformas digitales ofrecen estadísticas de todo tipo, segmentadas por miles de variables (desde edad, género, geografía hasta comportamientos de consumo). Por eso es clave implementar una estrategia de marketing digital proactiva que tenga en cuenta esas métricas, y las analice permanentemente para conocer mejor al consumidor y ofrecerle productos y servicios acordes a su perfil.

Mobile app promotion: El m-commerce, que aún es incipiente, seguirá creciendo hasta alcanzar a nivel mundial los U$S 252 mil millones en 2020, según Forrester Research. Este es tan sólo uno de los motivos ( ¡y qué motivo!) por los cuales las marcas deben aprovechar las aplicaciones móviles para “meterse en los bolsillos de los consumidores”. Sin dudas, las campañas de promoción que fomenten la descarga de estas aplicaciones son cruciales para que el usuario móvil no sólo instale la herramienta, sino que luego la utilice.  Algo que no debemos olvidar es desarrollar una app user friendly para que los usuarios la valoren y la usen como herramienta cotidiana, ya que suele suceder que al no tener en cuenta el UX de las apps, los consumidores no le encuentran valor y las desinstalan de sus dispositivos, pero este es -sin dudas- un tema aparte para desarrollar en otra columna.

Redes sociales: Lejos de llegar a un estado de madurez, los social media siguen evolucionando. Así es, como Snapchat y Facebook seguirán teniendo alto impacto y las compañías deberían tener en cuenta siempre la inclusión de promociones, concursos y otro tipo de acciones para “conectar” con el usuario. La tendencia marca que no sólo es cuestión de postear contenido, sino que los anunciantes deben analizar el comportamiento del usuario en las redes para lanzar acciones puntuales para optimizar cada objetivo de campaña de forma integral y granular. En pocas palabras, que nunca falte el “Call to action” desde redes sociales.

Micro momentos: Hay que esforzarse para utilizarlos de manera inteligente, es decir, captar el momento exacto en el cual un usuario presta atención a la marca para llegar con un mensaje clave, oportuno e hiper personalizando. Las personas no quieren ser aturdidas por las marcas, sino cuando ellos lo desean. Gracias a los sistemas de geolocalización y tecnologías analíticas, es posible implementar acciones muy puntuales y efectivas para cautivar al potencial cliente.

Latinoamérica en general y la Argentina en particular son mercados muy interesantes, en dónde el marketing digital puede explotarse a pleno. Esto se debe a que hay una alta tasa de penetración de Smartphones sumado a que los argentinos lideran la cantidad de tiempo diario que destinan a las redes sociales y al consumo de contenido digital.

Sin lugar a dudas, se trata de un momento propicio para desarrollar estrategias de marketing digital innovadoras, sobre todo con el potencial que nos brinda la tecnología. Pero atención, si una estrategia de Marketing Digital está bien apuntada, el consumidor estará muy agradecido a la marca y probablemente lo traducirá a la compra. Caso contrario, se convertirá en spam.

 

Fuente: www.mercado.com.ar

Una web lenta no solo afecta a las ventas, también merma la confianza del consumidor

Cuando una web no se carga afecta a la confianza del consumidor, además de a las ventas

En una era en la que estamos acostumbrando a estar conectados 24 horas al día y en la que podemos acceder a cualquier producto o contenido, cómo, cuándo y desde dónde queremos, la tolerancia a cualquier contratiempo se ha vuelto muy baja: la denegación de servicio parte de una web no es una excepción.

Y es que reconozcámoslo, es difícil no sentirse irritado cuando se intenta acceder a una página web y esta no carga. Eso, evidentemente, tiene un coste para la empresa -a cuya web no podemos acceder- y los profesionales IT son muy conscientes de ello. Así lo revela una encuesta de Corero Network Security que indaga precisamente en el impacto que tienen los ataques de denegación de servicio sobre las compañías.

Según el 45% de los encuestados, la principal consecuencia de que no se cargue una página es que se pierde la confianza de los consumidores, aunque son muchos también (el 34%) los que hacen referencia a la pérdida de ventas e ingresos como el peor efecto.

Como explican desde Corero Network Security: “La disposnibilidad de red y de servicio en la web es crucial para asegurar la satisfacción y confianza del consumidor, y esencial para adquirir nuevos clientes en un mercado cada vez más competitivo. Cuando a un usuario se le deniega el acceso a una aplicación online o si los problemas de inactividad interrumpen y obstruyen su experiencia online, eso inmediatamente impacta en el balance final”.

Los ataques DDos suelen generar atención cuando son masivos, ocurren durante mucho tiempo o se reciben numerosas quejas de clientes, pero el estudio advierte de que las empresas deberían preocuparse también por estas cuestiones cuando ocurren a pequeña escala, cuando se satura la red o servidor de la compañía durante un corto período de tiempo. Y es que un 32% de los encuestados aseguraron que, en la web de su empresa, las denegaciones se servicio son algo que ocurre con una periodicidad semanal o incluso diaria, como recalcan, este tipo de ataques son muy baratos de generar y fáciles de desplegar, por lo que no tiene nada de extraño que sean tan comunes.

Lo que es más, las investigaciones muestran que los cibercriminales están apostando cada vez más por ataques de bajo nivel y corta duración, que suponen un doble problema: impactan negativamente en los resultados de la web -y de la empresa- pero además distraen la atención y los recursos del equipo IT, algo que los hackers pueden aprovechar para explotar otras vulnerabilidades.

¿Cómo se están defendiendo las empresas de estos ataques?

Otro problema de los ataques de denegación de servicios a bajo nivel es que a menudo no son siquiera detectados. Así, el informe recalca que muchas empresas no tienen ningún sistema para monitorear el tráfico, y no se dan cuenta de que se están quedando sin servicio de forma regular.

En cuanto a las empresas que sí detectan y tratan de frenar los ataques DDos, un tercio confía en productos tradicionales de seguridad como (firewall, IPS, o balances de carga), mientras que otro tanto delega toda responsabilidad en sus proveedores de hosting. A este respecto, el 85% aseguran que estos proveedores de los servidores deberían proporcionar servicios adicionales a sus clientes para eliminar completamente las interrupciones en el tráfico. De hecho, más de la mitad estaría dispuesto a pagarles un servicio premium para prevenir estos ataques.