Imagine que tiene un negocio en una zona comercial de su ciudad o tiene una tienda online en la que ofrece sus productos. Son las 12:30 de la mañana y su cliente, una mujer entre 25-30 años puede elegir entre varios comercios, incluso virtuales (ecommerce) para comprar, pero finalmente elige el suyo. Tras varios minutos recorriendo las estanterías o navegando por su catálogo de productos, se decide y se acerca a la caja o accede al carrito para realizar el checkout. Inicia el proceso de pago y le indicamos el importe que debe abonar. Su cliente decide pagar con tarjeta, además en la moneda de origen de su país, y gracias a que dispone del servicio DCC Multidivisa, le ofrecemos esta posibilidad mejorando así su experiencia de compra.

Gráficos-Big-Data_md

El proceso de pago ocurre en apenas unos segundos y parece que el único objetivo alcanzado de la estrategia de negocio es la venta de nuestros productos, pero si nos fijamos en cada detalle del comportamiento del cliente veremos que en cada paso nos ha proporcionado una gran cantidad de información. Como por ejemplo, conocer que la franja horaria o el día de la semana que más ventas tienes son los sábados entre las 12:00 y las 14:00; en el caso de la tienda online, entre las 21:00 y las 23:30, que el método de pago más utilizado en la tienda física es la tarjeta, pero en tu tienda online es la transferencia bancaria o el pago aplazado; que el 35% de las compras que se realizan son de países de la Unión Europea, que el 60% de las compras son realizadas por mujeres y el 40% por hombres, que el 25% de los clientes repite su compra cada dos meses y el 45% repite, pero compra productos diferentes, etc.

  • Conocer mejor al consumidor: Saber qué es lo que quiere, los aspectos que más valora de los productos y servicios, saber cómo compra, qué compra, etc.
  • Ayuda en la toma de decisiones de negocio: Una vez obtenida determinada información se pueden tomar decisiones sobre productos, servicios, precio, proveedores, métodos de pago o formas de actuación basadas en fundamentos sólidos.
  • Elaboración de estrategias de marketing: Permiten discriminar y especializar las estrategias enfocadas a segmentos de consumidores específicos para satisfacerles de acuerdo a sus gustos y necesidades.
  • Fidelización de los clientes: Conocer el nivel de satisfacción de los clientes es fundamental para poder adaptarse y adelantarse a sus necesidades, garantizándoles la mejor experiencia.

Fuente: ecommerce-news.es