De entrada, debe resolver la mejor fórmula que ofrezca la mejor calidad-precio.

Si en el departamento de márketing de su empresa aún no hay un responsable de gestionar la parte digital, es importante recurrir a una agencia especializada, con los objetivos claros y un brief. Así se libra del peso de desarrollar esa área.

En los últimos años, la cantidad de agencias parece haberse multiplicado. Si lo primero que hay que resolver es la inversión, se debe encontrar la que ofrezca la mejor relación calidad-precio. Esto también está influido por la reputación –calificaciones, certificaciones y trayectoria– y experiencia de la agencia. Además, es relevante saber quiénes son sus clientes y conocer parte de su portafolio de trabajos.

Otro aspecto a tener en cuenta es el equipo. ¿Hay un responsable de cada área? ¿Se cuenta con gente especializada en social media manager, desarrollo web, SEO? ¿Cómo trabajan? Es importante saber su metodología de trabajo y si están capacitados para brindar asesoramiento.

Indicadores de evaluación
También se debe valorar las herramientas que emplean. Aquellas que permitan la automatización de tareas reducen los recursos, facilitan los resultados y logran la optimización. La agencia que simplifique los procesos, establezca un tiempo para la ejecución de las tareas y los cumpla debe ser considerada en la elección.

Finalmente, la agencia adecuada será la que permita estar a la vanguardia de las tendencias digitales, orientar en la estrategia digital y la que pueda garantizar la rentabilidad de las acciones.

 

Fuente: www.estrategiaynegocios.net